Hoy quiere compartir la transcripción de la respuesta que di a la pregunta ¿Qué deben hacer los empresarios para salir fortalecidos de esta crisis?

Referencia: videocast 27 de junio de 2020, dictado a audiencias de Coparmex, IMEF e ILCE. Pregunta de Carlos de la Fuente, presidente de IMEF CDMX.

Adjunto el clip de la entrevista:

Respuesta:

Gracias Carlos por tu pregunta. Mira, lo que requiere el mundo es que el empresario, y discúlpame porque no se las voy a poner fácil, es que pensemos en el largo plazo.

El problema es que venimos de un mundo en el cual pensábamos que como empresario nuestra labor era extraer el máximo de valor del sistema lo más rápidamente posible. Y en muchos casos, meter ese dinero en paraísos fiscales. Resulta que en Latinoamérica, esta práctica es criminal. El 60% de las utilidades en muchas empresas se sacan de circulación para esconderse en paraísos fiscales. Es una fórmula para desastre.

Tenemos como empresarios buscar crear riqueza para los cuatro grupos que tocamos e influenciamos en ellos.

El primer grupo son los clientes. Hay que generar para ellos más valor que el que les extraemos. Déjame poner esto en perspectiva: ¿De qué sirve una industria alimenticia que genera una epidemia de obesidad y de diabetes? ¿De qué sirve una industria financiera que generar más pobres? ¿Y de qué sirve una industria energética que contamina la tierra?

Y entonces, estamos en este momento en el cual el Covid-19 nos ha dado una cachetada, pero esa cachetada es apenas la primera cachetadita, porque hay viene el calentamiento global, y si no hacemos nada ahorita, ahí sí, no las va a cobrar y grueso.

Ahora hablemos un poquito de los jóvenes, específicamente de los generación Z, y millenial, trae un sentido de propósito muy arraigada. Quieren trabajar para empresas que tienen una visión del futuro con la cual se pueden enganchar.

Y luego dicen, que estos jóvenes son irresponsables, trabajar un rato y se van. Yo te puedo decir que no es así. Yo tengo jóvenes trabajando para mi que no vienen y se van, porque ven en mi quehacer un sentido profundo del propósito de vida.

Entonces sí le metemos al trabajo este sentido profundo del propósito de vida, empezamos a crear un ambiente que ellos consideran que vale la pena. Y esto hace que nuestros colaboradores, se entreguen en cuerpo y alma. Pero, es más que simplemente una atención esmerada a los clientes, ellos también tiene que ver que nosotros estamos favoreciendo a la sociedad.

En este momento, vemos lo que está pasando en el mundo; tomemos por ejemplo lo que paso este pasado octubre y noviembre 2019 en Chile. ¡Estaban perfectos todos los indicadores macroeconómicos! Inflación baja. Reservas altas. Crecimiento del PIB, que cuadruplicó en 20 años. Y sin embargo, se dieron los disturbios más duros y violentos que se han visto en la historia del país. ¿Qué pasó?

¡No estamos viendo con la visión macro económica la economía local! Y entonces, si queremos ver un futuro próspero y viable, los empresarios tenemos que incluir en nuestro estado de resultados tanto a de clientes, como a los colaboradores, al igual que tenemos que ver reflejado en nuestro estado de resultados cómo fortalecer a la economía local para volverla rica y ayudar a asegurar paz, equidad y desarrollo para todos. Y finalmente también tenemos que aprender a respetar la tierra y hacer todo esto en una forma económicamente eficiente.

Discúlpame, no es fácil. Lo sé.

Pero esa es la receta del doctor. Que viene dolor, sí. Pero si hacemos esto bien, salimos fortalecidos.

¿No sé si eso responde a tu pregunta?

Carlos: Totalmente de acuerdo contigo. Sabía que nos ibas a dejar un mensaje, que no es lo que queremos oír, sino lo que debemos entender y lo que se necesita oír. Muchas gracias.

Gracias a ti Carlos por la pregunta.

Y a ti, mi querido amigo y amiga, te pregunto ¿Qué opinas tú de esta respuesta? Cuéntame cómo ves tú la solución.

Te mando un fuerte abrazo y como siempre te recuerdo que tú eres grande y que la vida exige tu grandeza.

Comparte

Comparte este artículo con tus amigos