¿Qué es la realidad? Es lo que cree la mayoría de la gente.

Déjame poner el ejemplo del valor del dólar americano. Es un pedazo de papel sin valor, sin embargo, debido a una creencia colectiva en su valor, vale.

Las creencias son todo poderosas. Conforman nuestra cosmovisión, que a la vez,  cimentan nuestra realidad.

Entonces, ¿cómo cambiar lo que nos disgusta de México y transformar la realidad? Empecemos por cambiar nuestro lenguaje. Envés de pasárnosla quejándonos, empecemos a empoderarnos y a ver el mundo no como un lugar aplastante y hostil, sino como un lugar colaborativo y lleno de oportunidad.

Cada vez que una persona nos aborde con comentarios negativos, en vez de caer en el juego de ser víctimas o de la lamentación, pongamos la situación de cabeza. Busquemos qué de bueno puede salir de todo esto. Cómo se puede usar este aparente contratiempo como trampolín para salir adelante.

Si suficientes personas hacemos esto, se empezará a transformar la percepción colectiva y se empezará a transformar la realidad.

Los analistas internacionales, como PwC, dicen reiteradamente que México está destinado a ser la 7ª economía más importante del mundo para el 2050. Y todos los argumentos que presentan son ciertos, salvo por un pequeño detalle, nosotros los mexicanos nos la tenemos que creer.

Entonces, en este momento la tarea número 1 a la que nos tenemos que abocar es a cambiar nuestra actitud. Nuevamente, nos tenemos que empoderar y hombro con hombro sacar al país adelante, como hemos hecho en repetidas ocasiones durante los temblores y huracanes.

Todos los grandes proyectos que han transformado a la humanidad han surgido de un pequeño grupo de personas visionarias, inspiradas y tenaces. Este es nuestro momento de cambiar a México. De impulsar desde nuestras empresas y familias un cambio de actitud.

¿Por dónde empezar? ¡A través de la formación en resiliencia emocional! Hay que entrenar a nuestra gente a recuperar la confianza en sí misma a través de aprender y aplicar una serie de hábitos en sus vidas, que les ayudarán a ser más sanos, positivos y felices.

Te invita a ser parte de la solución. Yo he desarrollando un curso en línea que se llama «Conquista tu Felicidad: 10 semanas a la resiliencia emocional» que este año me ha permitido influir en la vida de más de 20,000 personas.

Un cliente, que llevó este curso a sus 5,000 colaboradores en Perú, comentó que gracias a los principios que aprendió y desarrolló durante las 10 semanas del curso, vio como su reacción, el 9 de noviembre 2020 ante la destitución del Presidente de su país, fue mucho mas ecuánime, reflexiva y propositiva. Y gracias a ello pudo transmitir esta paz, fuerza y resiliencia a su gente. Y dado que ellos también habrán tomado el curso, había una plataforma de comunicación propositiva sobre la cual construir una respuesta mucho más efectiva.

Sin duda, estamos viviendo tiempos inéditos que, si los vemos desde una óptica positiva, pueden ser el disparador que requiere México para enderezar el rumbo y construir un mejor país en el cual vivir.

El punto de partida es la educación. Sometámonos a reeducarnos. A dejar de ser nuestros propios peores enemigos y a creer nuevamente en nosotros mismos, en las grandes posibilidades que ofrece nuestro país y a colaborar decididamente para llevarlo a ser esa 7ª economía más importante del mundo que nos corresponde.

En conclusión. Al igual que la confianza que le da valor al dólar americano, el fortalecer la confianza en nosotros mismos cambiará nuestras vidas y el futuro de la Nación. México tiene todo para salir adelante. Sólo faltas tú.

Manos a la obra. ¡Permíteme ayudar!

Comparte

Comparte este artículo con tus amigos