Una de las grandes incógnitas del mundo que nos rodea es cómo las mariposas monarca logran volar de Canadá a México sin plan de vuelo.

Y finalmente, gracias a los últimos hallazgos en ciencia cuántica empiezo a entender qué está pasando.

Resulta que todo lo que existe está compuesto de energía y la vibración que emite. Y esta está unida por una red unificadora, que está presente en todos lados al mismo tiempo. Esto es, el tiempo y el espacio en esta red no existe.

Sí, sé que es contra intuitivo y sin embargo, esta aparente «locura» logra contestar para mí la incógnita de las mariposas monarca.

Resulta, si todo está unido por esta red energética cuántica, entonces, sí existe un plan de vuelo. Y que este plan de vuelo es la acumulación de miles de millones de años de sabiduría acumulada.

Por lo tanto, todo apunta a que estas pequeñas criaturas, simplemente se dejan guiar por esta red energética que las guían sin tropiezo a su destino.

Sin duda, la ciencia cuántica es un terreno nuevo, profundo y fascinante que nos ayuda a acercarnos a un sentido más profundo y trascendente de la vida. ¡Todo está unido!

Y me pregunto, ¿Qué pasaría si nosotros dejáramos de lado nuestra soberbia y como las mariposas monarca nos dejáramos guiar por la sabiduría universal? ¿Qué nuevos terrenos inéditos podríamos descubrir y qué revelación de nuestro sentido profundo de propósito se nos podrá presentar?

Sin duda, son preguntas fascinantes que me sacuden en lo más profundo de mi ser.

Entonces, te invito a que, como la mariposa monarca, te desprendes de tu ego y te permitas conectar con la red de energía cuántica que conforma y conecta todo.

Toma vuelo y déjate guiar hacia un destino más profundo, humano y real.

Ten un gran día.

Comparte

Comparte este artículo con tus amigos