Hoy quiere invitarte a echarte un clavado conmigo al fascinante mundo de la industria 4.0 y analizar juntos nueve nuevas profesiones, que ya están en gran demanda y que formarán buena parta de las habilidades críticas para alcanzar el éxito en el futuro.

En el siglo pasado, el gran diferenciador profesional era hablar inglés. Hoy es saber hablar programación.

Este es un llamado a los jóvenes, sobre todo a las mujeres, a que estudien ingenierías. Ustedes son súper capaces y el mundo requiere de su sensibilidad para asegurar una programación más trascendente y humana. Adelante.

1. Internet industrial de las cosas

Al igual que el internet de las cosas (IoT) está transformando el mundo de los productos al consumidor, el IoT está abriendo una ventana de oportunidad sin precedentes en el mundo industrial al permitir ponerle sensores a cada pieza que integra el sistema y convertirlo en inteligente. Manufactura, logística, contabilidad e incluso el seguimiento del producto una vez de sale de la fábrica, permite, como nunca antes, el seguimiento del ciclo de vida completo. Esto introduce una herramienta, no únicamente para obtenga data para fines comerciales, sino para crear un modelo industrial ecológico y sustentable a largo plazo.

2. Ciberseguridad

Al automatizar el proceso industrial corremos el riesgo de que una persona con malas intenciones pueda penetrar el cerco de seguridad y tomar el sistema rehén.

Hoy hacen falta más de tres millones de ingenieros capacitados en ciberseguridad y es y será una de las profesiones mejor pagadas en el presente y en el futuro.

3. La nube

Hay tres grandes negocios relacionados con la nube, internet como un servicio (SaaS), infraestructura como un servicio (IaaS) y plataformas como un servicio (PaaS).

Estamos pasando de la economía de productos y servicios a la economía de los resultados. Un nuevo modelo económico donde los clientes solo pagarán por resultados. Sin duda, un sistema más justo y rentable, pero al mismo tiempo, uno que va a requerir de gente que sepa programar una nube cada vez más extensa y precisa.

4. Manufactura Aditiva

Probablemente, la innovación más disruptiva es la impresora 3D, que introduce una nueva forma de producir. En vez de tomar materia prima y a través de un sistema de derroche criminal, extraer un producto final, hoy mediante un nuevo sistema de construcción, suministrando materiales capa por capa, se fabrican todo tipo de bienes de gran complejidad, casi sin desperdicio.

Además, las impresoras 3D van a sacar gran parte de la manufactura de las fábricas y democratizar la producción. Esta será otra área de extraordinaria oportunidad para generar innovación, empleo e impulsar la economía local.

5. Integración de sistemas verticales y horizontales

Otra tarea monumental será conectar todos los componentes dentro y fuera de la empresa en forma cada vez más inteligente. Esto también ofrecerá nuevos modelos de empleo, que hoy son inexistentes.

6. Big data y analítica

En los últimos dos años se produjo el 90 % de la información que existe en el mundo y el ritmo al cual se genera se acelera día con día.

Capturar, interpretar y capitalizar esta información, es y será una de las grandes industrias del futuro. Y aquí también, hace falta mucho talento para darle un sentido práctico a toda esta información.

Si lo hacemos bien, esta información puede ayudarnos a entender mejores sistemas complejos, como la naturaleza y establecer nuevos protocolos de producción que nos permitan enfrentar con mayor rapidez y eficiencia los líos en los cuales nos hemos metido, como el calentamiento global.

7. Robots autónomos

Siguiendo por nuestro recorrido, sin duda un área de gran oportunidad y gran desafío son los robots autónomos (ver blog “Por qué la IA te puede matar”). Cada vez más vamos a requerir de seres humanos para cuidar que la programación de estas herramientas trabaje a favor, y no en contra de nosotros.

Como dice Eliezer Yudkowsky, “la inteligencia artificial ni te ama, ni te odia, simple tú estás hecho de átomos que ella, a la mejor, puede aprovechar de otra manera”. Está cabrón. Aquí también hay un área de oportunidad gigantesca.

8. Simulación

El poder visualizar y experimentar con un sin fin de opciones para capitalizar recursos, es y será sin duda un área fundamental para el desarrollo de la industria.

Los simuladores permitirán integrar big data, inteligencia artificial e impresoras 3D para generar prototipos que hace pocos años eran imposibles concebir. Y aquí nuevamente, la mezcla de tecnología e intuición humana ofrece un binomio insuperable.

9. Realidad aumentada

Finalmente, está la nueva tecnología que permite, a través de un visor, añadir capas de información al mundo físico para profundizar en su conocimiento e impulsar la productividad.

En resumen, el análisis de los fundamentos de la industria 4.0 nos ayuda a visualizar con mayor claridad una serie de nuevos empleos que conformarán las habilidades que requerimos aprender y enseñar para sobresalir en el siglo XXI.

Como siempre me despido recordándote que tú eres grande y que la vida exige tu grandeza. Hasta el próximo comentario.