Mis queridos amigos y amigas,

Entramos en la segunda etapa tras los sismos del mes de septiembre: La reconstrucción. Una etapa que tomará por lo menos un año y que va a requerir de cada uno de nosotros siga colaborando como podamos, para arraigar el México grande y colaborativo que lanzamos durante la primera etapa.

En mi caso me da mucho gusto informarte que estoy apoyando a mi amigo Manuel Gallardo, que tiene un despacho legal especializado en el reclamo de seguros, para realizar una campaña para informar a los afectados, que cuentan con un seguro de daños para su hogar o negocio, pero que no tienen los medios para contratar a un gran despacho, en cómo integrar el expediente que les ayudará a recuperar todo el dinero que les corresponde.

A partir de mañana inicia la campaña de 12 cápsulas informativas en Facebook, que llevará a afectado a través de todo el proceso de un reclamo exitosos. https://www.facebook.com/GallboAsesores Si tu casa o negocio sufrir daños debido a los sismos de septiembre o si conoces a alguien que se encuentra en esta situación por favor comparte esta información.

Por otro lado te comento que hace un mes estuvo Manuel conmigo el el programa de “Por qué México Sí” platicándonos de su fundación que desarrolla y dona brazos robótico a personas lisiadas de escasos recurso. Si no la viste te recomiendo verla. Es una verdadera inspiración de grandeza humana. Aquí está la liga https://goo.gl/8E8idb

A continuación le comparto una entrevista que le hicieron a Manuel Gallardo que da un buen resumen del proceso.

ENTREVISTA realizada por Iván Salomón Rodríguez del Economista el 9 de octubre 2017

Para los expertos en temas de seguros, es de suma importancia que aquellas personas que tienen un seguro y tuvieron daños en su casa, negocio o automóvil sepan cuáles son sus derechos y obligaciones de acuerdo con sus pólizas y sepan cómo hacerla válida.

Para Manuel H. Gallardo Inzunza, director general de Gallbo, firma especializada en asesoría en reclamaciones de seguros, existen apartados básicos que todos los usuarios de estos productos financieros deben considerar.

“Las personas deben verificar que la vigencia, la ubicación asegurada, la descripción del bien, coincida con lo que se estableció en su póliza; asimismo, debe checar que tengan la cobertura por terremoto y una vez verificados estos datos básicos, pueden realizar el aviso de siniestro, que a estas alturas seguramente ya lo hicieron por teléfono”, confirmó.

De igual modo, el experto recomendó hacer este aviso de manera escrita, ya que en el sistema jurídico mexicano se refiere que todas las reclamaciones deben ser por escrito para que quede la evidencia de la fecha en que fue el siniestro.

“Entre las obligaciones que usted tiene es hacer todo lo necesario para minimizar o reducir el daño y salvaguardar los bienes (en caso de seguro de casa) de forma que no se dañen más de lo que ya lo hizo el siniestro. Muchas veces, en estas circunstancias, al no saber qué hacer abandonan los bienes y terminan dañándose más, cuando esto sucede, las aseguradoras le dirán que este daño no fue ocasionado por el terremoto y corre el riesgo de no ser indemnizado”, confirmó.

La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) indicó recientemente que México, por sus condiciones geográficas, geológica y de concentración de población, está expuesto a muchos riesgos.

Asimismo, dio a conocer que el sector ya atendió 10,658 solicitudes de indemnizaciones derivadas de los sismos registrados en el mes de septiembre, de los cuales 81% correspondió a daños que dejó el movimiento del pasado día 19.

En coordinación con dependencias de gobierno como la Secretaría de Hacienda se está trabajando para encontrar mecanismos con el objetivo de acelerar las indemnizaciones a los aseguradores y otorgarles todas las facilidades posibles al realizar sus trámites.

Manuel H. Gallardo Inzunza refirió que existen cinco fases de la reclamación de seguros que todo usuario debe reconocer para evitar elevar expectativas y terminar en desacuerdo con las aseguradoras:

“Cuando las personas van a realizar un proceso de reclamación, va a pasar por las cinco grandes fases de acuerdo con nuestras metodologías que son: identificación del daño, cuantificación, reclamación, conciliación en caso de que existan diferencias en la pérdida real sufrida y el ajuste de los daños. Todas ellas requieren de experiencia, que usted sepa qué tiene que hacer en éstas para que pueda aprovechar al máximo las coberturas y cláusulas de su póliza”, comentó.

En la primera fase, el especialista indicó que en compañía de algún especialista se debe ubicar perfectamente cuáles son los daños que el terremoto ocasionó a su propiedad (casa, empresa, nave industrial taller, etcétera) y sus contenidos; no debe excluir ninguno.

“Después se pasa inmediatamente a la fase de cuantificación, si no lo hace correctamente va a dejar de reclamar conceptos que en las pólizas de seguros se encuentran cubiertas, pero que al desconocerlas pueden ser omitidos. Pongo un ejemplo: al momento de reclamar los daños de un edificio debe incluir en ese costo de reparación: materiales, mano de obra, y los costos por la supervisión o dirección de éstos y si no pone eso a consideración de la aseguradora no se lo van a pagar, por eso es muy importante saber qué es lo puede cobrar”, recordó.

Una vez que haya determinado y cuantificado el siguiente paso es la reclamación, el directivo expone que las pólizas cuentan con varias coberturas, términos y condiciones y si no clasifica los bienes y riesgos que va a reclamar puede incurrir en omisiones, y al hacer de manera incorrecta puede recibir una indemnización inferior.

“¿Qué sigue después? La compañía de seguros, mediante su ajustador le dice: lo que usted me identificó y cuantificó yo considero que una de dos: es correcto y no hay que conciliar nada porque estamos de acuerdo, o puede que ellos tengan valores o bienes diferentes a lo que está planteando; de ser así se tiene que pasar por una fase de conciliación para que ambas partes estén conformes”, detalló el experto.

Por último, una vez que ambas partes tengan un acuerdo, lo que sigue es aplicar la póliza al monto de la pérdida, eso se llama ajuste. El ajustador le aplicará los términos y condiciones a éste entre los que destacan: deducible, coaseguros, proporción indemnizable, depreciaciones y exclusiones y todos éstos impactan en el monto recibido al final.

___________________________

Bueno con eso concluyo el boletín de esta semana, y como siempre te recuerdo que tú eres grande y que la vida exige tu grandeza. Haz tu parte.

Un fuerte abrazo.