, , , , , , , , , , , , , , , ,

Mensaje año nuevo 2017

2017 será un año decisivo para México. Ha llegado el momento de asumir nuestra grandeza y cambiar nuestro diálogo; el momento de llenarnos de coraje y optimismo y poner en marcha el espíritu de solidaridad que nos ha caracterizado durante los grandes desastres naturales (como los terremotos y huracanes, que han azotado al país).

Es el momento de reconocer nuestras fuerzas y poner en marcha los grandes proyectos nacionales que nos permitirán hacer de México una de las 10 grandes potencias del mundo en los próximos 20 o 30 años.

Lo que debemos tener claro es que necesitamos pensar a largo plazo y utilizar la disrupción del corto plazo con Estado Unidos como incentivo y trampolín para motivarnos a actuar en grande y abrir nuevos horizontes de gran futuro.

En este ensayo comparto contigo cinco oportunidades de oro que, si las desarrollamos con visión, pasión y estrategia de largo plazo, podrán poner a México nuevamente en el camino del crecimiento acelerado. 

1. Potencia turística 

México ya es una potencia turística. Es el décimo país en el mundo que más turistas recibe. La gran mayoría proviene principalmente de Norte América.

Ahora es el momento de desarrollar la nueva fuerza emergente de turistas: los chinos. Se estima que para 2024 los chinos serán el grupo que más viaje en el mundo, rebasando a los Norteamericanos.  

México, correctamente empaquetado, será tremendamente atractivo para ellos. Poseemos una cultura tan antigua como la suya. Somos la tierra del chocolate y la vanilla y una cocina icónica. Somos el cuarto país con mayor biodiversidad del planeta. Y poseemos una historia, cultura y folclore sensacional, llena de mariachis y marimbas al igual que celebraciones únicas como El día de muertos y el Cumpleaños de la Virgen de Guadalupe. Además, contamos con algunas de las más bellas playas del mundo, aunado a un clima privilegiado. 

La mesa está puesta. Simplemente hay que preparar paquetes específicos para este grupo que haga fácil y atractivo viajar fuera de su país por primer vez a un destino mágico como el nuestro.

Convirtámonos en su opción. 

2. Energía limpia 

México tiene el potencial de convertirse en un productor importante de energías limpias y venderla a países vecinos. 

Estamos sobre lo que se llama el “cinturón de oro” de irradiación solar. México es el tercer país más soleado del planeta. También somos el cuarto país del mundo en producción de energía geotérmica.

Además, de acuerdo a Bloomberg, México tiene el potencial de atraer dos mil millones de dólares anuales en inversión para producir energía eólica, de aquí al 2040. 

Regresando al tema de la energía solar, hoy, en un lugar con mucho sol como el desierto de Sonora, ya es más barato producir energía capturando la energía electromagnética del sol que producirla a través de medios tradicionales, como el petróleo o incluso el carbón. 

Esto abre una oportunidad sin precedentes para reinventarnos en este importante sector. Lo que es más: el costo de producir energía limpia a través del sol y el viento seguirá bajando en forma exponencial durante los próximos 20 años, volviendo inviables al petróleo y al carbón. 

Hay que reinventarnos YA.

3. Mercado del retiro

Otro ámbito con un gran potencial que ayudará a desarrollar el mercado local, es el mercado del retiro, que crece a pasos agigantados. Se estima que para 2030 el mercado mundial de jubilados será de mil 337 millones de personas. 

México es el destino ideal por su clima, bono demográfico y accesibilidad. Hoy, con la tasa de cambio peso-dólar, somos de los destinos más baratos y privilegiados para vivir. Con lo que recibe un pensionado Norteamericano o Europeo puede vivir, en comparación con su país, como rey en México.

Hoy, destinos como Tijuana, Chapala y San Miguel Allende albergan a cientos de miles de jubilados extranjeros. Pero la Rivera Maya y Yucatán, al igual que Puebla, Morelos y Querétaro, son destinos con un potencial gigantesco.

Convirtámonos en el destino ideal para estos clientes, que generen una derrama económica a largo plazo.

4. Agricultura de alto valor

Otra área súper interesante es la agricultura y la creación de cultivos de alto valor, como son los orgánicos, frutas y verduras de alto precio (alcachofas y espárragos, al igual que fresas y moras).

Podemos transformar el campo de cultivos comodetizidos, como el maíz, el trigo y el frijol, en uno de valor agregado. Simplemente hay que enseñarle a los campesinos a cultivar productos de alto valor simbólico y nutricional que correspondan a la dinámica de alimentación de alto nivel del siglo XXI. 

Suena lógico, ¿verdad?

5. Los migrantes deportados

Finalmente tenemos la bendición, sí, me escuchaste bien: la bendición de una entrada importante de talento gracias a una ola anunciada de deportación de mexicanos de Estado Unidos. 

Imagínate: nos regresarán mexicanos y mexicanas emprendedores con un sentido profundo del valor del trabajo y una gran motivación para salir adelante.

Es una oportunidad de oro para crear fuentes de trabajo para ellos y poder enfrentar y acabar con la extrema pobreza en las comunidades de las cuáles provienen.

Simplemente cambiemos como sociedad organizada nuestra visión de lo que significa la responsabilidad social. De una vez por todas acabemos con la visión miope de que la responsabilidad social se limita a regalar limosna y transformémosla en una visión correspondiente a las necesidades del siglo XXI, en la cual todos y cada uno de nosotros estamos llamados a la creación de valor social real, profundo y duradero. 

Si somos empresarios, utilicemos todos nuestros conocimientos, recursos y poder para desarrollar y habilitar a las comunidades con tecnología, capacitación y acceso a mercados. Si somos consumidores, démosle viabilidad al mercado local, comprando los productos y servicios que ellos nos pueden proporcionar. 

Reitero, no se trata de dar limosna. Se trata de crear un México de primer mundo en el cual exijamos diseño, calidad, servicio y precio competitivo. Y la creación de productos y servicios que nos dará orgullo consumir y exportar al resto del mundo.

Es el momento del espíritu de solidaridad huracanado que hemos constatado una y otra vez frente a los embates de la naturaleza, cuando hombro con hombro hemos sacado adelante al país. Ahora estamos llamados a asumir esa misma actitud y ponernos a colaborar decididamente a favor del país. Sólo que esta vez con una visión de unidad y propósito a largo plazo.

¡Decídete, únete, colabora!

Antes de despedirme te recuerdo que México es grande, pero nosotros, los mexicanos y las mexicanas, lo somos mucho más. 

Hagamos de este 2017 el año del despegue de la solidaridad decidida. 

Permíteme ayudarte a llevar este mensaje de solidaridad, visión y esperanza a tu empresa, comunidad u asociación.

Feliz año.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *