, , , , , , , , ,

La escuela del futuro ya llegó: La Academia Khan

Hoy me gustaría hablar sobre como impulsar la educación en México. Creo que muchos de nosotros sentimos que la forma el la cual  se está educando a nuestros hijos no es ideal, pero no tenemos en claro que deberíamos cambiar.

Pues Bill Gates, el fundador de Microsoft, y uno de los grandes filántropos del mundo cree que ya existe en un sistema de formación que  es capaz de enganchar al alumno y darle al maestro las herramientas para enseñarle a dominar y amar cualquier materia, incluyendo las matemáticas.  Se trata de un sistema gratuito de formación en linea, que se llama La Academia Khan que están financiando algunas de las personas e instituciones más exitosa del mundo cómo él, Google y Carlos Slim.

Pero antes de meterme al caso déjenme compartir con ustedes unas estadísticas reveladoras acerca a la educación. Por ejemplo la Fundación Bill y Melissa Gates quiso entender porqué muchos jóvenes abandona la escuela antes graduarse y fueron a preguntarle a 500 desertores, porqué habían abandonado sus estudios. Resulta que encontraron que 88% de ellos  no habían abandonado la escuela porque eran incapaces de hacer el trabajo, sino porque sentían que la escuela era aburridísima y que no aportaba nada a su vida ni a sus aspiraciones profesionales. Lo que es más, muchos de ellos se quejaban que una gran parte del problema era la escuela no les obligaba a esforzarse para darle algún sentido en su vida. Ouch!!!

Sin duda es una importante llamada de atención. Pero los desastres no terminan ahí. En otro estudio le preguntaron a 300 profesores universitarios porqué menos de la mitad de los chicos que entran a la universidad se gradúan. Y ellos respondieron que se debe a que  la gran mayoría de ellos no vienen preparado para cursar una carrera profesional. Específicamente, dijeron que el 70% de los nuevos alumnos  son incapaces de entender textos complejos, pensar analíticamente o hacer investigación y aplicarla.

Y para terminarla de fregar, aún entre los alumnos que logran terminar la universidad, los grandes empleadores dicen de que los nuevos profesionistas no llegan preparados para añadir valor profundo a la empresa. Específicamente 400 grandes ejecutivos dijeron que el problema radica en que no se les enseña a estos jóvenes a discernir para a hacer cuestionamientos serios que pueden impulsar al desarrollo de la empresa.

Entonces, ¿Qué hacer? Pues resulta que seguimos impulsando un sistema de educación basado en memorizar datos,  en una época en la cual contamos con Google y Wikipedia que lo hace a la perfección. Lo que requiere el mundo son alumnos creativos, que saben pensar, discernir, colaborar y resolver problemas.  Los capitanes de la industria piden a gritos que las escuelas les proporcionemos jóvenes que son capaces de formular las preguntas correctas, basadas en un pensamiento contraintuitivo, que no es lineal  y que pueda visualizar nuevas alternativas para llevar al negocio al siguiente nivel.

De una vez por todas hay que entender que necesitamos educar en el contexto de la actualidad.  Nuestros jóvenes viven en un mundo hiperconectado que está  compitiendo por su atención a través de mil millones de personas en Facebook, video juegos súper interactivos, cientos de canales en cable y millones de vídeos en YouTube. Si la principal razón por la cual los jóvenes abandonan la escuela es porque es tan aburrida, pues entonces nuestro nuevo sistema educativo va a tener que tomar esto en cuenta para volverse increíblemente entretenido. Y probablemente increíblemente entretenido no sea suficiente. Si realmente queremos preparar a nuestros hijos para el futuro tenemos que convertir a la educación en algo profundamente adictivo.

Bienvenidos al Siglo XXI. Y es aquí donde entra en juego La Academia Khan y porqué Bill Gates, Google y Carlos Slim la están apoyando.

El proyecto surge como una iniciativa personal de un brillante joven graduado de Harvard y MIT que se llama Salman Khan que decide enseñarle a su sobrino a entender y amar las matemáticas.  Como su sobrino vivía en otra ciudad Salman graba y sube a YouTube su lección diaria en forma de un pequeño vídeo que explica en forma gráfica e interactiva el concepto e incluye una serie de ejercicio para ponerlo en contexto. Los vídeos eran tan claros, interactivos y divertidos que se volvieron virales y Salman decide abandonar su promisoria carrera en la bolsa para dedicarse en cuerpo y alma al crear un sistema educativo moderno y gratuito para llevar la educación al siguiente nivel.

A la fecha La Academia Khan cuenta con millón de suscriptores que han tomado más de 268 millones de lecciones en YouTube, convirtiéndolo en el sistema de educación gratuito más importante del mundo. El que lo sigue es OpenCourseWare de MIT en el cual se han tomado 50 millones de lecciones.

Desde el 2011 se puso en marcha en el distrito escolar de Los Altos en California una gran iniciativa con La Academia Khan para integrar un modelo mixto de educación a través de video y presencial que está poniendo de cabeza al sistema escolar de Estados Unidos.

Antes el 90% del tiempo de los maestros se dedicaba a exponer el tema y calificar las tareas. Lo cual limitaba a sólo 10% de su tiempo para trabajar uno a uno con los alumnos. Ahora con este nuevo sistema se ha eliminado la necesidad de la exposición y de los temidos exámenes, liberando al maestro para poder dedicarle el 100% de su tiempo a la interacción con los alumnos.

A diferencia del sistema tradicional de formación donde el maestro se para frente a la clase para exponer un tema, manda al alumno a casa para memorizarlo para después hacerle pasar un examen para calificar su progreso, en este nuevo sistema se elimina la necesidad del examen porque ahora la medición del progreso de cada alumno es dinámica, personalizada y hecho en tiempo real.

La metodología es la siguiente. Cada alumno tiene la tarea de ver en su casa una serie de  pequeños video de 10 minutos seguido por una serie de ejercicios que ponen en contexto la materia. Y el sistema no permite al alumno progresar al siguiente módulo hasta que él o ella no haya contestado correctamente 10 preguntas consecutivas. Aquí no estamos hablando de pasar de panzazo, sino de alcanzar la maestría en la materia.

Como comentamos hace un momento, uno de los grandes problemas de la educación tradicional es que le cuesta trabajo enganchar al alumno. Con este nuevo sistema el alumno es constantemente estimulado a través de reconocimientos tipo video juego que le permiten ir acumulando puntos y medallas e ir avanzando en el tipo de avatar con el cual él o ella juega y se presenta ante el mundo. Aquí el aprendizaje se convierte en un juego de destreza que engancha, estimula, guía y celebra cada pequeño avance.

Y para el maestro el sistema es una súper herramienta porque le permite ver cuántos y cuales vídeos ha visto el alumno. Qué ejercicios ha realizado, el tiempo que le has dedicado a cada uno y el éxito alcanzado. Ahora, el tiempo en clase es para síntesis, análisis y discusión. Al igual que para ayudar a cada alumno a entender la materia de acuerdo a su propia problemática. Y esto se hace a través del apoyo directo del maestro al alumno o a través de poner de otro compañero que ya entendió la materia a convertirse en su mentor y guía.

Entonces la sugerencia de hoy. México necesita desatorar la educación para convertirnos en un país de primer mundo. Para ello le sugiero al Secretario de Educación Emilio Chuayffet que le pida a Carlos Slim que le apoye a realizar un piloto con este nuevo sistema para disparar desde el interior de la secretaría una revolución a favor de la coherencia, la modernidad y la productividad.

Escucha aquí el comentario transmitido el 17 de julio 2013.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *