, , ,

Cómo ganar dinero haciendo lo que amas

Conforme el mundo se vuelve cada vez más tecnificado muchos de los empleos “formales” se van a sistematizar y a desaparecer. La gran pregunta es ¿Será esto el final de la seguridad laboral?

Para responder a esta pregunta, hoy me gustaría compartir con ustedes un ejercicio que leí en el libro “Encuentra tu camino” de Martha Beck, que nos ofrece una visión fresca sobre la seguridad laboral.

Su tesis es que el verdadero quehacer humano no es estar encerrados en una oficina haciendo trabajo rutinario que efectivamente podrá y será sustituido por una máquina. Nuestra verdadera vocación humana está en servir a los demás enriqueciendo sus vidas con nuestra experiencia, talento y visión.

Se trata de elevar la barra y no únicamente ganar dinero, sino hacerlo en forma trascendente.

Lo que es más, es posible que el gran negocio de nuestra vida esté relacionado con nuestras experiencias más traumáticas.

Déjenme explicar. Cada uno de nosotros tenemos talentos y experiencias únicas. A diferencia de los empleos mecánicos que pueden ser automatizados, nuestra experiencia y nuestro arte es único, irreemplazable y siempre estará en gran demanda si aprendemos a empaquetarlo correctamente.

El secreto es saber tomar lo que para muchos son experiencias traumáticas y convertirlas en lecciones de vida que ayudan a crecer.

Hay que asumir nuestra grandeza, y transformar lo que ella llama “nuestro camino de ida y vuelta al infierno” en una metodología que puede ayudar a otros a enfrentar momentos similares en sus vidas. Después empaquetarlo bien para poder venderlo y ganar dinero sirviendo a los demás.

Entonces, ¿Cómo empaquetar estas experiencias? La metodología tiene tres pasos:

1. Empieza por definir en que eres experto. De acuerdo a Malcolm Gladwell en su libro “Outliers,” requerimos 10 mil horas de práctica para volvernos expertos en cualquier tema. Esto equivale a seis horas al día durante 5 años, 3 horas al día durante 10 años, una hora y media al día durante 20 años, o 12 horas al día durante dos años y medio. La pregunta es ¿Qué en nuestra vida nos ha movido al punto de dedicarle esta cantidad de tiempo a un tema en particular? Estoy seguro que todos podemos encontrar algo.

Mi lista de cosas a las que le he dedicado 10 mil horas es sencilla. Profesionalmente me apasiona investigar sobre nuevos descubrimientos científicos, nuevos modelos de negocio y nuevas tecnologías disruptivas y escribir y hablar sobre ello. Y en el ámbito personal mi pasión es mi matrimonio, y tener un cuerpo, mente y espíritu sano.

En tu caso ¿cuál es tú pasión?

2. La segunda parte del ejercicio es definir cuáles han sido las experiencias más duras y trascendentes de nuestra vida. Lo que Martha Beck llama nuestro camino de la pasión que nos llevó de ida y vuelta al infiero. Y este punto se me hace súper importante porque son precisamente las experiencias más duras que nos calan, que nos forman y que nos distinguen de los demás.

En mi caso, el haber perdido a mi hijo de 20 años a causa del cáncer ha sido mi camino de la pasión, que me llevó de ida y vuelta al infierno. Esta experiencia me enseñó el principio de la compasión y me generó un gran interés en la salud y en la importancia del ejercicio, la alimentación y el control emocional. Temas a los que les he dedicado mis 10 mil horas a lo largo de los últimos 10 años, permitiéndome hoy tener una maestría sobre el tema que puedo enseñar.

Al igual que yo, tú también en mayor o menor grado has tenido experiencias duras que han marcado tu camino de ida y vuelta al infierno y si sigues aquí, es porque has sabido capitalizarlas y te has vuelto más fuerte y sabio gracias a ellas.

3. Finalmente el tercer paso es definir cómo hacer un negocio ayudando a otras personas que estén atravesando por un infierno a pasarlo con menor dificultad, y al igual que tú y yo, salir de él fortalecidos y llenos de luz.

En conclusión

El hecho que el empleo formal tiende a desaparecer, lejos de ser una desgracia es una oportunidad para dibujar nuestro propio mapa y construir una vida que nos encante vivir.

El secreto está en asumir nuestra grandeza. Empaquetarla y convertir nuestra vida, nuestra historia y nuestra pasión en algo único, mágico y rentable compartiéndola con los demás.

Por lo tanto te invito a hacer este ejercicio e iniciar tu camino hacia la coherencia, el sentido y la felicidad y hacia la auténtica seguridad laboral.

Con eso termino mi comentario y como siempre te recuerdo que tú eres grande y que la vida exige tu grandeza.

Nota: Tendrás oportunidad de realizar este ejercicio conmigo en el curso que dictaré el 28 de mayo 2016. No te lo pierdas.
Mayores informes en kroupensky.com

Escucha aquí la transmisión en radio de este comentario el 27 de abril 2016.

Si te gustó este ensayo, no te pierdas ninguno. Suscríbete a mi podcast aquí.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *