, , , , , , , , , , , ,

Cómo emprender un gran negocio

Hoy quiero analizar contigo y con nuestros queridos radioescuchas una cifra penosa. Resulta que el 80% de todos los nuevos negocios truenan en menos de tres años. Y digo que esta cifra es penosa porque encierra el terrible desperdicio de sueños, esfuerzos y dinero que se pudiesen haber evitado. Simplemente veamos lo que está pasando en la industria de las franquicias, dónde el 90% de todas las nuevas unidades que adquieren los franquiciatarios prosperan en ese mismo periodo de tiempo. Por lo tanto el emprendurismo es factible, simplemente hay que ayudar a los emprendedores a emprender correctamente.

Por lo tanto hoy me gustaría compartir con ustedes algunos hallazgos que han descubierto los estudios sobre el tema que pueden ayudar a mejorar nuestras probabilidades de tener éxito al lanzar nuestra propia empresa.

Ahora, no todos tenemos la inclinación o el interés de inventar un nuevo modelo de negocio y por lo tanto para ustedes el camino de la franquicia es una buena alternativa porque les da todo el rigor de una estructura corporativa aun siendo pequeños.

Sin embargo habemos los que tenemos nuestros propios sueños, que queremos dibujar nuestro propio mapa y fijar el rumbo de nuestro propio destino. Y es a ustedes que hoy quiero hablar. Mexicanas y mexicanos que deseamos crear negocios de alto crecimiento. No hay que tener miedo de emprender. México requiere de nuestro talento, pasión y entrega. Pero también requiere de nuestra disciplina, rigor y constancia.

Entonces empecemos por hablar de cuál es la mejor forma de estructurar y financiar una nueva empresa de alto crecimiento si somos jóvenes y no tenemos ni mucha experiencia, ni grandes contactos, ni suficiente capital, pero vemos claramente una oportunidad de alto potencial que nos apasiona. ¿Por donde empezar? Contrario a lo que pudiese parecer el camino más rápido y directo, los expertos han encontrado que uno de los errores más frecuentes que cometen los jóvenes emprendedores es apoyarse en sus amigos y familiares para iniciar y/o para financiar su nuevo negocio.

Déjenme explicarles porqué. Armar un negocio de alto crecimiento  es complejo y requiere de tres tipos de capital: conocimiento, contactos y dinero.

Veamos cada uno de ellos en relación a amigos y familiares.

Empecemos con el conocimiento. Si usted es el de la idea, es probable que usted tenga más conocimiento del tema que tus amigos y familiares. Pero incluso si este no fuese el caso porque usted está por terminar sus estudios y decide emprender un nuevo negocio con sus amigos que están estudiando lo mismo que usted, es probable que entre todos ustedes compartan conocimientos similares y tengan fuerzas y puntos de vista parecidos.

Esto puede parecer una ventaja al corto plazo porque facilitar el diálogo inicial entre los fundadores del negocio, sin embargo, se ha encontrado que a mediano plazo cuando un grupo de amigos con conocimientos y aptitudes similares emprenden juntos suelen haber importantes huecos en competencias que conllevan a una empresa desbalanceada. Por ejemplo el grupo inicial puede ser muy fuerte en la parte comercial, pero débil en la parte financiera o en la creación de productos o vice versa. La lección aquí es que una empresa de alto crecimiento requiere de personalidades y habilidades complementarias y rara vez estas surgen de nuestro universo cercano de amigos y familiares.

Ahora hablemos de contactos. Normalmente nuestros amigos y familiares nos movemos en universos similares. Por lo tanto ninguno de nosotros estamos trayendo al negocio una nueva red de contactos que puede aumentar rápidamente nuestro acceso a nuevos mercados y capitales.

Finalmente hablemos del financiamiento. Si este lo hacemos a través de nuestros amigos y familiares y el negocio no funciona, corremos el riesgo de no únicamente perder el negocio sino también de perder su apoyo y amistad. Y esto es lo último que queremos cuando estamos echando a andar un nuevo negocio de alto potencial,  porque son precisamente los amigos y familiares los que normalmente están ahí para apoyarnos moralmente cuando las cosa se complican.

Ahora imagínense que tuviesen que correr a su mejor amigo porque no da el ancho. ¿Cómo afectaría esto la relación? O que ustedes repartieron las acciones del negocio en forma salomónica entre amigos y familiares para evitar conversaciones difíciles al inicio de la operación, pero que ahora que el negocio esta creciendo y generando dividendos se ve claramente que unos están mucho más comprometidos que otros, pero que todos están ganando igual. ¿Se les haría justo?

Pero sigamos hablando de dinero semilla para financiar el negocio. Dicen que la mejor forma de perder un amigo es prestándole dinero. Ahora imagínase que este dinero que usted utilizó para financiar el negocio son los ahorras de sus padres o de los padres de sus amigos y que en un momento dado el negocio a traviesa serios problemas, que es normal, especialmente en negocios de alto crecimiento que se desarrollan en un ámbito súper competitivo, ¿Cómo va a reaccionar usted? Los expertos han encontrado que cuando una persona esta endeudado con sus amigos y familiares suele ser mucho más cautelosa al tomar decisiones duras en momentos críticos que puede determinar la vida o la muerte del negocio. ¡No es lo ideal!

Entonces que hacer. Pues hay que compensar nuestras debilidades inteligentemente.

Primero se recomienda que busquemos a socios que nos complementen y que puedan añadir valor real al negocio a través de sus conocimiento, sus contactos y/o sus recursos.

Si requiere dinero evite hasta donde sea posible obtenerlo de sus amigos y familiares  y busque de entrada a inversionistas de verdad cómo inversores ángeles o aun mejor, grupos que aportan de capital emprendedor.  A diferencia de los amigos y familiares que nos dan el dinero porque nos quieren y creen en nosotros, sin realmente entender o querer meterse en el negocio, los inversores ángeles y sobre todo los grupos que aportan de capital emprendedor son inversionistas experimentados que no únicamente aportan dinero sino conocimiento, contactos y dirección.

Además estos hombres y mujeres de negocios han visto desfilar muchos buenos y malos planes de negocios y son un excelente toque de realidad para ayudar  a validar el verdadero potencial de nuestra idea.

Y entre otra cosas que aportan estos inversionistas es que exigen que se constituya un consejo de administración que le de estructura formal al negocio, lo cual nos enseña a establecer objetivos, a ejecutar, a reportar avances y cuando sea necesario corregir el rumbo. Pero probablemente lo más valioso que aportan es que se convierten en nuestros mentores y guías.

En conclusión, hay que profesionalizar el emprendurismo en México. Ha llegado el momento de sacar la casta y construir un país de primer mundo con más y mejores empresas que añaden valor profundo a sus inversionistas, a sus clientes, a sus empleados y a nuestra sociedad. Tu momento ha llegado. Visualiza tu sueño, dibuja tu mapa ¡y ve por él YA!

Escucha aquí el comentario transmitido el 3 de julio 2013 en el noticiero de Sergio Sarmiento y Lupita Juárez en Radio Red.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *