Cómo arrancar el 2018 enfocado

¡Te deseo que el 2018 sea el mejor año de tu vida! Y para ello te invito a realizar el siguiente ejercicio para arrancar el año enfocado. Es un ejercicio que ha sido fundamental en mi vida para definir la persona que deseo ser y cómo presentarme ante el mundo. Lo llamo mis seis palabras mágicas. Y confío en que si tú lo realizas, al igual que yo, te ayudará arrancar el año con mayor fuerza, luz y alegría.

En forma muy esquemática el ejercicio consiste en definir tres palabras que representarán tu ser más elevado y tres palabras que definirán cómo dejarás tu huella en el mundo.

Entonces empecemos con el ejercicio para escoger tus tres palabras que definen tu ser más elevado.

Empieza por reflexionar, ¿cómo te presentaste ante el mundo este año? ¿Cómo estuvo tu nivel de energía, entrega y vivacidad ante tus seres querido, en el trabajo, en sociedad y ante desconocidos? ¿Te presentaste lleno de fuerza, luz y alegría? ¿Fuiste un imán que inspira, ilustra y enamora? Si no, ¿qué hizo falta para ser todo lo que puedes y debes ser?

Ahora pregúntate, ¿cómo es ese ser que realmente añoro ser en el futuro? ¿Cómo es esa persona que puedo ver en espejo en la mañana y decir, tú eres sensacional? ¿Cómo sería mi ser futuro más elevado, cómo se vería, cómo se comportaría y cómo se sentiría interactuando con seres queridos, colaboradores y sociedad?

Si tú pudieses describir a esa persona con simplemente tres palabras aspiracionales, ¿qué palabras serían? Y también piensa, ¿porqué esas palabras son importantes para ti?

Ahora toma un papel y una pluma y apunta todas las palabras que vienen a tu mente, todas, sin reserva. Después afina y afina la lista hasta llegar a las tres palabras mágicas que se convertirán en las luces que iluminarán tu camino y te mantendrán enfocado en tu ser más elevado.

Mis tres palabras son: ¡presente, valiente y sonriente! Me las repito varias veces al día y ayudan a enfrentar la vida como la persona que puedo admirar y querer.

Ahora, ¡define las tuyas!

Después a trabajar sobre cómo te vas a presentar al mundo y el legado que quieres dejar.

Apunta los nombres de las personas más cercanas a ti, al igual que los nombres de las personas con las que trabajas.

Ahora, imagínate a cada una de estas personas en 20 años describiendo porqué te aman y respetan. Si estas personas podrían describir en tres palabras la calidad de las interacciones que tuvieron contigo a lo largo de tu vida, ¿cuáles serían esas tres palabras?

Al igual que con el ejercicio anterior apunta todas las palabras que vienen a tu mente y después afínalas hasta llegar a las tres que darían sentido al resto de tu vida.

Las mías son: ¡inspira, instruye y trasciende! Estas tres palabras le dan sentido a mi quehacer y me recuerdan porque esto aquí y lo que significa una vida trascendente.

Ahora, ¡Define las tuyas!

Finalmente, armando con tus seis palabras mágicas estás listo para enfrentar el 2018 asumiendo tu grandeza y asegurando que sea el mejor año de tu vida.

Para convertir su uso en un hábito te recomiendo que programes en tu teléfono celular una alarma que suene tres veces al día con tus tres palabras características. Obsérvalas. Siéntelas y ponlas en práctica al instante.

Con tus tres palabras sociales piensa en ella antes de los encuentros con la gente en tu lista y has todo que está de tu lado para caracterizar esas tres palabras que definirán tu vida, de aquí en adelante, ante los demás.

Con eso concluyo mi invitación a definir tus seis palabras mágicas y arrancar el 2018 con mayor claridad, propósito y visión. Y cómo siempre te recuerdo que tú eres grande y que la vida exige tu grandeza.

Te mando fuerte abrazo del fondo de mi corazón.

¡Feliz año 2018!